Circuito cerrado de televisión (CCTV)

Permite monitorear y almacenar video en tiempo real, de tantos sitios remotos como requiera, dentro de una ciudad o territorio. Se presentan diferentes tecnologías y características técnicas: análogas, IP, PTZ, mini domos con visión nocturna, cámaras ocultas, audio en doble vía, protección contra vandalismo, alta resolución, identificación de rostros, lectura de placas, etc. Se pueden almacenar en unidades de grabación DVR, NVR, arreglo de discos, controladores y acceder a su visualización mediante monitores, encoders, etc.

Mostrando los 2 resultados

  • CCTV IP

    Es el método más difuso y más usado en el mercado. La flexibilidad (sistema no centralizado) y su fácil expansión con sistemas móviles, son un factor fundamental para su elección. Un sistema IP, puede cubrir grandes áreas distribuidas, con un mayor número de cámaras instaladas, que normalmente ofrecen una mejor resolución Megapíxel a un costo razonable. El cable UTP, es el cable ideal para redes estructuradas, tales como redes de área local (LAN). Un par de hilos de cobre aislados trenzados juntos mejoraran la transmisión de datos. Las cámaras IP ofrecen funciones avanzadas como: detección de movimiento, detección de objetos, filtración de imágenes, etc.


  • CCTV análogo

    CCTV Análogo

    Método tradicional, económico y no complejo, debido a que no requiere de electrónica adicional para la conversión de medios. La transmisión de datos viene dada por un cable coaxial con una baja atenuación y una gran resistencia a las interferencias electromagnéticas. Es una excelente opción para distancias cortas de transmisión de hasta 300m. Los costos de las cámaras convencionales dependen normalmente del uso interno o externo, con la posibilidad de compatibilidad entre diferentes marcas.